Los veterinarios de la CIA huelen B.S. en Memorias de súper espía

Blog


Los veterinarios de la CIA huelen B.S. en Memorias de súper espía

p “Mentir es un acto cooperativo, y la gente cree una mentira porque tiene hambre de algo, por lo general lo que el mentiroso está vendiendo. Si optaba por no cooperar, su mentira no tenía poder '.

—Jamie Smith,Trabajo gris


Jamie Smith es una leyenda en su propio libro, las controvertidas nuevas memoriasTrabajo gris: Confesiones de un espía paramilitar estadounidense.Según el relato de Smith, era un prodigio paramilitar que se unió a la CIA a los 19 años cuando aún estaba en la universidad. Luego se basó en ese comienzo auspicioso para convertirse en un contratista de seguridad de alto nivel a quien se le pagó para entrenar al ejército de los EE. UU. Y fue contratado por estados extranjeros para asesinar a terroristas.

Es una historia increíble, difícil de creer y, dada la naturaleza del trabajo de espionaje, aún más difícil de verificar. De hecho, los veteranos de la CIA no lo creen y lo dicen públicamente. Eso presenta un problema tanto para el autor como para su editor, HarperCollins, que están tratando de vender un libro recién almacenado en los estantes de no ficción, mientras que algunos veteranos de la comunidad de inteligencia lo denuncian como una invención.

'Hay que tratar el libro como una obra de ficción', dice James Hughes, quien se retiró de la CIA en 2005 después de una larga carrera en la agencia y ahora forma parte de la junta de la Asociación de Ex Oficiales de Inteligencia. Cinco veteranos de la CIA familiarizados con la historia de Smith hablaron con The Daily Beast y todos apoyaron la evaluación de Hughes sobre la veracidad de Smith.

Tres dias despuesTrabajo grisEn la publicación, el comentario principal en su página de Amazon fue del oficial retirado de la CIA William D. Murray, quien pasó 36 años en la agencia. Algunos extractos de la reseña de Murray: 'Este autor miente'. Y, 'la vergüenza de cualquiera que publique esta basura'.


Murray no fue más amable en una entrevista con The Daily Beast. 'Este tipo es increíble', dijo de Smith. Luego preguntó: 'En el nombre de Dios, ¿de dónde viene un asqueroso como este tipo?'

Debido a que la CIA opera a la sombra de la divulgación pública, la agencia no comenta sobre ex empleados. Esa política protege a los espías de ser descubiertos incluso después de que se hayan retirado. Pero también significa que cualquier persona con un don para contar historias y un poco de jerga de información privilegiada puede llamarse a sí mismo un oficial de la CIA y estar seguro de que la propia agencia nunca contradecirá esa afirmación.

Si Smith está diciendo la verdad, lo convertiría en una superestrella de la CIA, un espía cuyo trabajo fue tan extraordinario que incluso los fantasmas veteranos creen que suena a engaño. Si, en cambio, Smith es un mentiroso, ha demostrado un talento excepcional para sacar provecho de ello mientras engaña al gobierno de EE. UU., A los inversores y, ahora, tal vez, a una importante editorial de libros.

Sin embargo, hace unos años, casi había terminado para Smith. En agosto de 2011, un jurado federal descubrió que había estafado a una pareja de jubilados con sus ahorros. En octubre de 2012, el gobierno cerró su lucrativo negocio de contratación. En la primavera de 2014, su editor retrasóTrabajo grisPublicación sin explicación. Luego, en octubre de 2014,Fuera deLa revista publicó un perfil de Smith en el que viejos amigos y ex colegas dejaron constancia de que lo llamaban un fraude cuyos mayores logros eran pura invención.


Justo cuando las cosas parecían más sombrías, la suerte de Smith cambió. Este año, HarperCollins, la división editorial del imperio mediático de Rupert Murdoch, reprogramó su libro para su publicación, con la afirmación de que la CIA había examinado el manuscrito.

Trabajo grisrepresenta una novedad en el mundo editorial. Los lectores están acostumbrados a ver relatos prominentes de la vida real revelados como fabricaciones después de que salieron a la venta. Pero el caso de Smith invierte el orden. La reacción fue primero. Solo entonces se publicó su libro a pesar de las dudas públicas sobre su credibilidad.

Cuando se le preguntó sobre su pasado, Smith ha dejado que su abogado hable en su mayoría.Fuera deLa revista ahora está luchando contra una demanda por difamación de $ 30 millones de Smith.

“A diferencia de un ejecutivo que afirma haber sido empleado de IBM durante 25 años y cuyo reclamo es impugnado, los Demandados rápidamente se dieron cuenta de que Smith estaba bajo una tremenda desventaja. Sus obligaciones de secreto y confidencialidad con el gobierno de Estados Unidos, otras agencias gubernamentales y, en algunos casos, clientes privados, le impidieron cumplir plenamente con las acusaciones falsas y maliciosas ”, se lee en la demanda. 'No obstante, él puede, y puede y lo hará en este litigio, poniendo fin a una campaña maliciosa de falsedad, engaño falso y mentiras rotundas'.


Cuando The Daily Beast le hizo preguntas al editor y al agente de relaciones públicas de Smith sobre su libro, un breve intercambio lo llevó a esta nota de su abogado, David Oliver:

'Entra en mi salón, le dijo la araña a la mosca'.

María Howitt

1829

-además-

David Oliver

2015

***

Smith le dijo a The Daily Beast que su carrera en la CIA comenzó cuando lo sacaron de un seminario de reclutamiento en Ole Miss, basado puramente en su moxie. Comenzó una carrera condecorada con la agencia mientras tomaba clases por correspondencia. Smith dijo que fue difícil regresar a la escuela 'un semestre atrás' que sus compañeros de clase.

Pero una llamada a Ole Miss mostró que se graduó a tiempo 'sin interrupciones en su educación', según Danny Blanton, director de relaciones públicas de la universidad.

Bob Baer y Larry Johnson, veteranos de la agencia con décadas de experiencia en la CIA entre ellos, dicen que su historia de contratación parece imposible.

Para ser un solicitante elegible para ser oficial de la CIA, “Tienes que ser un graduado universitario. Punto ”, dijo Johnson. 'La única excepción es si es un oficial militar veterano o un suboficial [suboficial] con 15 o 20 años en el ejército'.

El servicio militar de Smith, por otro lado, parece haber sido breve y poco distinguido. Los registros revisados ​​por The Daily Beast indican que Smith abandonó un programa de entrenamiento de verano del ROTC en junio de 1993. Para octubre de ese año, los registros muestran que fue dado de baja del ROTC y dado de baja por la Guardia Nacional de Mississippi. En total, la carrera militar de Smith parece consistir en poco más de un año en la línea de entrenamiento antes de que decidiera 'retirarse voluntariamente'.

Sin embargo, de acuerdo conTrabajo grisSmith no solo se destacó en la CIA, sino que fue elegido para una misión especial en su primer día de trabajo: trabajar encubierto como parte de la Fuerza de Tarea Irak-Kuwait en el Departamento de Estado, durante uno de los períodos más peligrosos de la región. .

'Esos imbéciles no nos dicen nada de lo que está sucediendo, y quiero que cambies eso por mí, ¿entiendes?' Smith escribe que su jefe le dijo.

Como anticipándose a la incredulidad de los futuros lectores, prosigue Smith.

“Seguramente, él sabía que no tenía ningún entrenamiento en ese momento. Era difícil de creer. El jefe me acaba de pedir que básicamente espíe a otra agencia del gobierno '.

De ninguna manera la CIA haría eso, según el veterano de la agencia James Hughes. “Nunca contrataríamos a alguien a los 18, 19 o 20 años”, dijo. 'Eso simplemente no sucede'.

'¿Dijo que lo enviaron como enlace con el Departamento de Estado?' Preguntó Baer. 'Es una locura. Simplemente no sucede. Ni siquiera les gustaba enviarme al Departamento de Estado cuando era un GS-15 con 20 años. ¿Un joven de 20 años enviado a enlace? Cero posibilidad '.

Peroalguiencreía las historias de Smith. Como dice Smith enTrabajo grisDespués de su período como agente de la CIA, construyó una carrera en el mundo de los contratos de seguridad privada que floreció después del 11 de septiembre, supuestamente se convirtió en miembro fundador de Blackwater antes de comenzar su propia compañía de seguridad y un centro de entrenamiento de lujo en Holly Springs, Mississippi.

Durante la mayor parte de una década, Smith estuvo en ascenso, obteniendo contratos gubernamentales multimillonarios para proporcionar capacitación a los militares. Apareció como un cabeza parlante que ayudó a narrar la Guerra contra el Terror para los televidentes de noticias por cable en casi todas las cadenas, desde MSNBC hasta Fox News.

Luego, pieza por pieza, el lucrativo negocio que Smith había construido como contratista militar comenzó a desmoronarse.

En 2011, un jurado federal en Virginia dictó una sentencia de casi $ 10 millones contra Smith después de descubrir que había financiado su incipiente empresa, SCG LLC, defraudando a una pareja jubilada de Pensilvania con los ahorros de su vida.

Craig y Mary Jo Sanford le dieron a Smith la ganancia inesperada de la venta de un negocio que habían construido durante toda su vida. Lo hicieron con la creencia de que era un ex oficial de la CIA, un licenciado en Derecho de Harvard con un título en contabilidad y un hombre con fuertes vínculos con el gobierno. Firmaron un contrato prometiendo que su inversión sería devuelta en 18 meses con intereses. En lugar de, según los extractos bancarios de Smith incluidos en documentos judiciales y en testimonios jurados , Usó el dinero para hacer una serie de malas inversiones, financiar su negocio, pagar tarjetas de crédito, mejorar el anillo de bodas de su esposa y comprar un Mercedes-Benz.

Durante el juicio por fraude, Smith se apegó a la historia de que nunca había conocido a los Sanford, incluso después de que le presentaran un correo electrónico que le había escrito a Craig Sanford diciendo explícitamente que había sido un placer conocerlo.

El jurado falló a favor de los Sanford, pero Smith no devolvió casi nada del dinero, según su abogado. Smith perdió una apelación ( PDF ) en 2012, pero aún sostiene que planea oponerse a la sentencia en los tribunales.

Smith abordó el caso Sanford enTrabajo gris, dándole un párrafo en las memorias de casi 400 páginas, menos espacio del que dedicó a defecar en un capítulo anterior. En el libro, Smith escribe que el fallo fue una injusticia, pero que ya no está enojado por eso y, 'más importante', se centró en su nuevo negocio en una empresa llamada Grey Solutions.

'Lo superé [la demanda]', dijo Smith en una entrevista conLa bestia diaria. 'Sucedió, pero estamos lidiando con eso'.

O mejor dicho, élrepartidocon él, al menos por un tiempo. Después del fallo, la compañía de Smith continuó recaudando contratos de la Fuerza Aérea para capacitación en seguridad durante casi un año. Pero en 2012 la Fuerza Aérea ( PDF ) prohibió a SCG trabajar con ellos, lo que hizo que la firma de Smith no fuera elegible para todos los programas de adquisiciones federales durante tres años. El abogado general adjunto de la Fuerza Aérea determinó que la compañía de Smith, que no respondió a una solicitud del gobierno para oponerse a la prohibición, no había 'demostrado su responsabilidad actual' y escribió en su decisión que la exclusión era 'de interés público y necesaria para proteger los intereses del gobierno '.

Smith, de repente, necesitaba una nueva fuente de ingresos.

***

EnTrabajo gris, Smith cuenta su historia a través de lecciones de vida. El libro salta de un lado a otro entre la niñez formativa de Mississippi y las hazañas posteriores. Historias de espionaje, misiones de rescate y asesinatos sangran con valentía. Smith sugiere que si tan solo el gobierno lo hubiera escuchado, el mortífero ataque al consulado en Bengasi nunca hubiera sucedido y la guerra civil siria hubiera terminado en 2012.

Trabajo grisLa contraportada incluye citas de algunos nombres impresionantes, incluido el veterano de la CIA Baer y el comandante retirado de la Fuerza Delta del Ejército, el coronel Lee Van Arsdale. Pero esos respaldos en realidad no suman mucho.

Van Arsdale, por ejemplo, le dijo a The Daily Beast que nunca conoció a Smith. Un amigo en común pidió la cotización y Van Arsdale se la proporcionó con la fuerza de la palabra de su amigo, agregó el coronel retirado.

Mientras tanto, Baer dijo que su cita 'nunca fue una propaganda aprobada'.

'Le envié la cita a su agente hace unos tres años, pero no estaba destinada a su publicación y no se relacionaba con ningún libro de no ficción que yo conociera', dijo Baer. 'No tenía idea de qué tipo de libro iba a escribir'.

Tampoco lo es la propaganda que aparece enTrabajo grisexactamente lo que Baer proporcionó.'Francamente, nunca escuché a un mejor narrador', fue como Baer concluyó la cita que proporcionó en 2012. Pero por razones que Smith y su agente se negaron a explicar, 'narrador' fue eliminado de la propaganda. 'Francamente, nunca escuché mejor', así es como aparece ahora la segunda línea de la cita de Baer enTrabajo gris, con 'narrador' dejado.

HarperCollins no negó la afirmación de Baer de que el editor nunca se puso en contacto con él a pesar de que su propaganda apareció en la contraportada del libro.

En su libro y en entrevistas,Smith descarta las preguntas sobre su pasado. La mayoría de esos pasajes siguen una fórmula: una explicación simple de la supuesta irregularidad, un comentario desdeñoso sobre el malentendido y una oración o dos sobre lo que ha aprendido o cómo ha crecido a partir de la experiencia.

El director ejecutivo de Blackwater, Erik Prince, niega que Smith fue un 'director fundador' de Blackwater. Atribuyelo a la mala sangre.

¿Despedido de Blackwater tras un breve mandato? Primero iba a renunciar.

Enredado con abogado inhabilitado y condenado por fraude Troy Titus , ¿quién cumple actualmente 30 años en una prisión federal por operar un esquema Ponzi de $ 8 millones? Apenas conocía al chico y solo lo contraté para ayudar a mantener a la esposa de Titus y a 'muchos niños'.

¿Dudas sobre su experiencia en la CIA de casi media docena de antiguos empleados de agencias con más de un siglo de servicio entre ellos? 'Definitivamente vamos a demostrar que estaba en la CIA', dijo Smith a The Daily Beast. 'Eso no es un problema'.

Pero definitivamente es un problema para los ex miembros de la CIA. Bob Baer, ​​por ejemplo, lea elFuera deartículo cuestionando la buena fe de Smith, y pensó que ese era el final para él.

'ElFuera depieza que pensé que era devastadora ”, dijo Baer. 'Me arrastraría debajo de un agujero en ese punto y nunca saldría'.

Y sigue siendo un problema para Larry Johnson, otro ex oficial de la CIA cuyos extensos comentarios sobre las afirmaciones de Smith se resumen mejor con una cita independiente en elFuera deartículo: 'Horseshit'.

En una entrevista con The Daily Beast,Smith respondió a sus críticos: 'Bueno, el campo en el que estoy, los contratos de seguridad y los contratos militares privados, es un campo muy competitivo y mucha gente juega al billar sucio en ese campo', dijo. 'No voy a entrar en ese trabajo de ficción y dignificar ninguno de los rumores y acusaciones específicas, pero no habría podido estar en este negocio durante 25 años si ese tipo de cosas hubieran sido ciertas'.

Aparte de las preguntas sobre el servicio de la CIA de Smith, también parece haber inconsistencias entre su libro y sus historias anteriores. Smith dijoFuera deque no tenía nada que ver con la empresa Grey Solutions. Incluso lo señaló como un ejemplo de una forma en que la revista lo había liberado en su demanda de enero. Sin embargo, en la página 10 de sus memorias, Smith escribe: 'Hoy el nuevo nombre de nuestra empresa es Grey Solutions, pero nuestra misión es la misma ...'

***

De todas las preguntas que siguen persiguiendo a Smith, quizás la más desconcertante es la que convenció a una de las editoriales más grandes del mundo de confiar en una historia que personas familiarizadas con Smith han calificado más de ficción que de hecho.

Trabajo grisoriginalmente estaba programado para su publicación en la primavera de 2014. Sólo meses después, cuando elFuera deLa pieza se publicó en octubre, se había retirado del calendario de lanzamiento. Según Smith, el retraso se debió al proceso de revisión. Dijo que el libro pasó por la investigación legal de HarperCollins y la junta de revisión de la CIA con el manuscrito yendo y viniendo al menos cinco veces.

Los editores de Smith no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre el proceso de edición o si se había verificado la precisión del libro de Smith. Kaitlyn Kennedy, publicista senior de William Morrow, el sello editorial HarperCollinsTrabajo gris, envió a The Daily Beast la siguiente declaración:

“El libro se centra en la época de Jamie Smith como guerrero privado. Ofrece una perspectiva única de los contratistas militares y creemos en las hazañas del libro. El libro pasó por el proceso de investigación legal estándar y fue revisado por la CIA. No podemos comentar sobre los detalles del proceso de revisión editorial y legal, ya que es confidencial, pero teníamos suficiente documentación para que nos sintiéramos cómodos con el procedimiento '.

El representante de relaciones públicas de Smith, Steve Honig, le dio a The Daily Beast un comentario casi idéntico.

“Este libro fue examinado por la CIA y el FBI, publicado por una de las editoriales más grandes del mundo y los derechos de las películas están a cargo de una agencia de talentos líder y muy respetada. Además, Jamie ha estado en este negocio durante un cuarto de siglo. Eso debería ser una gran garantía para cualquiera '.

Tanto los representantes de Morrow como los de Smith sugirieron acudir a la CIA, y ambos afirmaron que había revisado el libro de Smith. Y de hecho,Trabajo grisLas páginas están llenas de pasajes censurados y censurados. La implicación es que lo que queda está ahí con la bendición de la CIA. Pero no funciona así, según la CIA.

Para proteger el anonimato de sus oficiales, la CIA no confirma ni niega el empleo, y no comentaría si su Junta de Revisión de Publicaciones había revisado realmente las memorias de Smith.

Incluso si lo hubiera hecho, eso no significa que la CIA respalde las afirmaciones de Smith. La agencia no se dedica a verificar memorias. El único trabajo de la junta de revisión de la CIA, como se explica en un correo por John Hollister Hedley, entonces director de la junta de revisión, 'es ayudar a los autores a evitar la divulgación inadvertida de información clasificada que, si se divulgara, dañaría la seguridad nacional, solo eso y nada más'.

“No se puede denegar el permiso para publicar únicamente porque la información pueda ser vergonzosa para la CIA o crítica con ella, o inexacta. La gente tiene derecho a opinar y tiene derecho a equivocarse ”, escribió Hedley.

El abogado de Smith, David Oliver, proporcionó pruebas que, según él, prueban las afirmaciones de su cliente sobre su condecorado servicio de la CIA. Entre las aproximadamente dos docenas de documentos que Oliver envió a The Daily Beast se encontraban cartas de apoyo de las operaciones de Smith en Libia y Siria de una congresista; un certificado que muestre un cinturón negro en artes marciales; una insignia de los medios que Smith dice que fue su tapadera para una misión de recopilación de inteligencia para una agencia clasificada durante la cual le dispararon en 2004; y una carpeta con el sello 'Programa de orientación', junto con un paquete engrapado que contiene un horario. El nombre de Smith encabeza la primera página y debajo dice: 'Bienvenido a la Agencia Central de Inteligencia'.

El volcado de documentos es parte de una demanda por difamación de $ 30 millones que Smith presentó en enero contra los reporteros Atkins y Fechter yFuera de. En él, afirma elFuera deEl artículo fue una pieza de éxito, cuyos autores 'entrenaron y engatusaron' a sus docenas de fuentes en un intento de humillar a Smith, todo para socavar su contrato con HarperCollins e interferir con la publicación de su libro. La demanda también alega al menos dos docenas de errores en elFuera dehistoria, incluido su informe sobre el deber de Smith en la CIA, la denegación de su servicio condecorado en Desert Storm y la clasificación de la sentencia de fraude como criminal en lugar de civil.

Una de las fuentes que supuestamente fue engatusada para difamar a Smith, según la demanda contraFuera de, es Mike Rush, ex presidente de la empresa de seguridad de Smith, SCG.

'No sé si podrían engatusarme', dijo Rush, quien pasó más de una década como Navy Seal. “Respaldo todo lo que dije en elFuera deartículo ”, le dijo a The Daily Beast.

Los editores deFuera derespaldar a sus autores y su historia y haber presentado una moción de desestimación.

Larry Johnson, citado porFuera decomo oficial experimentado de la CIA que dudaba del servicio de Smith, le dijo a The Daily Beast que Smith lo contactó personalmente a raíz de la publicación del artículo.

Como prueba de su pasado en la CIA, Smith le envió a Johnson el mismo álbum de recortes de documentos que se le proporcionó a The Daily Beast. Lo dejó poco convencido. 'Lo que he visto, a partir de los materiales que me dio Jamie, en realidad terminó planteando más preguntas', dijo Johnson.

En opinión de Johnson, los registros de Smith indican que probablemente trabajó con la CIA de alguna manera, simplemente nada como la versión que cuenta enTrabajo gris.

'Creo que estuvo en la CIA, probablemente como pasante', dice Johnson. 'Pero su afirmación es que, básicamente, como un joven de 20 años, fue enviado al frente de operaciones sin capacitación'.

“Puedo mostrarles a las señoras de la limpieza ya las personas que trabajan en la cafetería que tienen una placa de la CIA”, dijo Johnson. '¿Eso significa que son James Bond?'

Smith disputa tales afirmaciones en su demanda por difamación. 'Yo era un oficial dentro de la CIA, sirviendo en una capacidad encubierta en la oficina de proyectos clasificados para el director de operaciones que trabaja contra el objetivo iraquí', escribe en una respuesta a laFuera deacusaciones. Y respondiendo directamente a la acusación de que no era más que un pasante: 'Un pasante no trabajará para el Director de Operaciones y ciertamente no estaría tomando entrenamiento en explosivos', escribe.

Douglas Murray pasó más de tres décadas en los servicios clandestinos de la CIA y sirvió durante la Guerra del Golfo durante el mismo período. Smith dice que estaba 'trabajando contra el objetivo iraquí'.

'Básicamente, había menos de cinco personas que dirigieron una división en la primera Guerra del Golfo', dijo Murray. 'Solo dos de nosotros seguimos vivos y yo soy uno de ellos'. Los operativos clandestinos de la CIA operan en un mundo oscuro pero pequeño. El secreto que envuelve las operaciones no cubre las relaciones personales entre la élite de inteligencia del clan. El hecho de que ninguno de los cinco veteranos de la agencia que hablaron con The Daily Beast conocía a Smith profesionalmente, o pudiera encontrar a alguien que respondiera por su servicio, era tan condenatorio en su estimación como cualquier afirmación descabellada de su trabajo encubierto.

Según Johnson, cuando Smith lo llamó personalmente, estaba listo para que se demostrara que estaba equivocado y retirar sus dudas anteriores. 'Cuando Jamie se puso en contacto conmigo, realmente quería decir si había cometido un error'. Establecer eso sería fácil, dijo. Todo lo que Smith tenía que hacer era proporcionar el nombre de alguien con quien trabajaba en la CIA que pudiera responder por él.

Bob Baer dijo lo mismo sobre el proceso de selección de la buena fe de un veterinario de la agencia: “Si realmente trabajaras con la CIA, nombrarías un edificio en el que estuvieras, un supervisor, el nombre de un grupo. Cualquier cantidad de cosas '. Por el contrario, dijo Baer, ​​'cuando alguien realmente trabaja en un lugar, si entra en detalles, puede averiguar en minutos si es un fraude o no'.

Un correo electrónico de seguimiento al representante de Smith, Steve Honig, solicitando el nombre del supervisor de su agencia, o cualquier empleado de la agencia que pudiera verificar su servicio, fue igualmente despedido.

'No vamos por ese camino', respondió Honig. 'No sentimos que tengamos que demostrar nada'.

***

Los escándalos sobre narrativas fabricadas, desde James Frey hasta Somaly Mam, han sacudido a la industria editorial en los últimos años, pero ninguno de sus problemas parece haber cambiado significativamente la forma en que operan los editores cuando se trata de asegurarse de que un autor tenga los datos correctos. La verdad es que los editores a menudo carecen del tiempo y los recursos necesarios para hacer de la precisión una prioridad.

“Sería imposible para un editor verificar todo, simplemente publicamos demasiadas palabras”, dice Morgan Entrekin, presidente y editor de Grove / Atlantic Inc. “Pero cuando siente que algo anda mal, tiene la responsabilidad de reaccionar ... especialmente si fue advertido. Por lo general, lo que sucede es que terminas publicándolo y luego te aparece ”.

'Lo que espero que suceda, y me parece que sucede prácticamente en todos los casos, cuando los editores descubren que [un libro] tiene fallas, problemas o inexactitudes reales, la mayoría de las veces terminan sacándolo del mercado'. En cuanto a las consecuencias duraderas de las falsificaciones que lo logran, Entrekin llama a la reacción 'solo otra pequeña astilla en la pared'.

Después de laFuera deapareció el artículo, Baer, ​​quien aparece en la cubierta y dentro del texto, asumió que el libro sería enterrado. “No me llamaron y me dijeron: '¿Qué piensas de él ahora?'. Podrían haberlo hecho. Conozco a HarperCollins. No llamaron a mi agente. Nunca pensé que se iba a publicar '.

Según David Oliver, el abogado que representa a Smith en su demanda por difamación, HarperCollins conocía las acusaciones hechas enFuera dey de hecho estaba asustado.

'Oh, por supuesto. Fue en muchas llamadas cuando hablamos de dejarlo en la biblioteca ... Son los editores deFrancotirador americano, [el libro de la celebridad militar Chris Kyle cuyas crónicas más tarde desacreditadas incluyeron sacar a los saqueadores del Superdomo después del huracán Katrina, matar a tiros a dos ladrones de coches sin consecuencias y golpear al ex SEAL y ex gobernador de Minnesota Jesse Ventura] y ahora son haciendoTrabajo gris”, Dijo Oliver a The Daily Beast. “Estaban muertos de miedo por estar en elEspectáculo de Oprah Winfreyy alguien diseccionando esto '.

No está claro qué ha hecho HarperCollins en el retroceso de un año desde la fecha de lanzamiento original. Quizás el libro de Smith, como afirmó en nuestra entrevista, ha sido verificado. Quizás el público objetivo no sepa lo suficiente como para preocuparse.

Verdad o no,Obras griseses a veces un relato sorprendentemente apasionante. Pero no es el libro que Baer esperaba leer. 'Esperaba que hubiera tenido un momento de acercamiento a Dios', dice el hombre cuyo nombre se usa para dar credibilidad a las historias de Smith. 'Era un narrador extraordinariamente bueno y si hubiera escrito una historia de redención sobre su trabajo de contratación y el resto, habría sido brillante'.

Pero ese no es el libro que Smith eligió escribir ni el que HarperCollins eligió publicar.